Termostatos de calefacción: qué tipos hay y cuál elegir

Puede que por temas de eficiencia, ahorro o comodidad estés pensando en instalar o cambiar el termostato de calefacción de tu casa pero… ¿qué tipos hay? ¿cuál supone un mayor ahorro? ¿cuál se adapta mejor a mis necesidades?

El control de la temperatura ambiente es una de las tareas más complicadas que existen en el ámbito de la regulación inteligente y la eficiencia energética. Esta es la razón por la que necesitamos un termostato en nuestra casa, y en el post de hoy te vamos a ayudar en la decisión de elegir el más adecuado para ti.

Un termostato es un aparato que se utilizan para gestionar el sistema de calefacción, con el fin de mantenerla encendida sólo cuando sea realmente necesario. Sus funciones son reducir el consumo de energía, evitar el desperdicio y reducir las emisiones de CO2 y otros contaminantes, a la vez que mantiene tu hogar caliente. Para conseguir estos objetivos el termostato mide la humedad (para evitar el efecto “bochorno”), el CO2 y la temperatura externa.

El ahorro económico depende del sistema de calefacción, hábitos de consumo, ubicación de la vivienda, climatología…etc. pero se podría decir que de media puedes ahorrar entre 200 y 300€ al año. Esta herramienta te ayuda a calcular el ahorro económico que tendrás en tu vivienda.

tipos de termostatos

TIPOS DE TERMOSTATOS

Termostato analógico

Esl el termostato convencional de toda la vida, con una rueda eliges la temperatura deseada. Las ventajas son su sencillez, bajo precio y fácil instalación; mientras que sus desventajas son su obsolescencia y poca precisión.

Termostato digital

Disponen de una pantalla que muestra la temperatura mucho más precisa que los analógicos. Destacan por su fácil funcionamiento y bajo precio, al igual que los analógicos, pero a pesar de ser digitales, no son programables.

Crono-termostatos digitales

En este caso la eficiencia ya comienza a ser notable. Los crono-termostatos son iguales que los termostatos digitales pero a diferencia de estos pueden ser programados, esto con un uso adecuado puede suponer entre un 15 y 20% de descuento, lo cual es una gran ventaja de utilización.

Termostatos inalámbricos

Este tipo de termostatos no necesitan conexión eléctrica con la caldera, a diferencia de los otros que hemos visto. Entre sus ventajas destaca la fácil instalación. Es la mejor opción para aquellos hogares que no puedan hacer obras para instalación de cableado. Sus desventajas son que tienen un precio más elevado y que la batería va por pilas

Termostatos por conexión wifi

Es la última innovación en termostatos, funcionan de modo similar a los termostatos digitales, con la ventaja de que usaremos una app para proceder a su ajuste y programación. Esta aplicación es muy visual y muy precisa, puedes utilizarla desde cualquier lugar con internet para programar y tener un control total. La desventaja, el el termostato con precio más elevado

 

 

,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Desarrollado por WordPress. Diseñado por Woo Themes