Nueva tendencia: Co-living

El co-living es una nueva forma de convivencia, donde existen grandes complejos, en los que cada huésped posee una pequeña zona privada (generalmente un estudio) y comparte el resto de espacios con sus vecinos.

Co-living

Esta tendencia es una evolución del co-working aplicado al mercado de la vivienda, que además de dotar a los residentes (generalmente profesionales afines), de compartir un lugar de trabajo, ahora también comparten una casa donde pueden seguir intercambiando experiencias, laborales y vitales. El co-living está dirigido a los millenials porque la propiedad ya no es el objetivo de esta generación, y prefieren aprovechar al máximo su vida y sus experiencias. El co-living retoma el concepto de nómada cuyo objetivo es evitar el gasto innecesario como el tiempo en traslado al lugar de trabajo y con ello incentivando el networking y conviviendo con compañeros sin que tengas la necesidad de desplazarte. Esta generación que está haciendo uso del co-living en ocasiones no cuenta con una posición económicamente estable y busca experimentar esta convivencia maximizando los recursos y lo más importante, el tiempo.

Los nuevos centros de co-living son una mezcla de hostales y centros co-working, donde la diferencia es que en estos lugares la rotación de gente es muy baja y puedes tener mayor confianza. En estos centros el periodo de renta mínimo es de seis meses y en ocasiones y dependiendo de las necesidades que tengas incluyen servicios como Wi-fi, limpieza, cajones de estacionamiento, e incluso baño propio.

Existen compañías que han detectado esta tendencia y le han dado una vuelta de rosca: construyen salas prefabricadas modulares que pueden instalarse rápidamente dentro de otro edificio, donde la idea es: ayudar a los propietarios que están perdiendo dinero en edificios vacíos y proporcionar viviendas a corto y largo plazo para autónomos y viajeros que buscan un lugar asequible pero elegante para quedarse.

Pero, ¿cómo surgió el co-living?

Esta tendencia surgió en Silicon Valley al producirse una escasez de vivienda que chocaba con la multiplicación de jóvenes profesionales que llegaban. Por la misma razón, no tardó en incorporarse en ciudades como Nueva York, Londres (una de las ciudades que cuenta con más complejos de este tipo), Ámsterdam y Berlín, por supuesto, ciudades de primer mundo, con gran desarrollo y cosmopolitas. Parece que este nuevo modelo de vida se está empezando a incorporar tímidamente en España, aunque todavía es un gran desconocido por la gran mayoría de españoles. Actualmente existen empresas que se dedican a este negocio en Canarias (Hub Fuerteventura y The Surf Office), Andalucía (Sunny Office), Barcelona, Baleares (Bedndesk) o Alicante (Sun &Co).

En Grupo Goncesco nos encanta estar al día de todas las tendencias de construcción, decoración y estilo de vida, para compartir lo último en contenido con todos vosotros.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Desarrollado por WordPress. Diseñado por Woo Themes