Sostenibilidad en casa: aprende a reciclar y ahorrar energía

Adoptar medidas de sostenibilidad en casa no solo repercute en el medioambiente, también es una buena forma de ganar en salud al utilizar más productos naturales, así como para generar un importante ahorro gracias a la reutilización.

Si te preocupa el medioambiente, seguro que ya dispones de diferentes cubos para separar la basura. Con niños en casa, es importante enseñarles a reciclar, y si es con dibujos asociados a cada tipo de basura, lo retendrán mucho mejor. A la hora de neutralizar el mal olor de los residuos que tiras a la basura, prescinde de ambientadores artificiales y sustitúyelos por otras alternativas como espolvorear sobre ellos un poco de café o bicarbonato.

En cuanto al consumo de agua, una de las tareas en las que más se desperdicia es el lavado de la ropa. Antes de lavar sistemáticamente, procura ventilar las prendas que no presenten mucha suciedad, ya que con este simple gesto puede ser más que suficiente para que las prendas estén listas para usar de nuevo.  Cuando es necesario lavar, seguir las instrucciones de la lavadora es vital para aprovechar al máximo la capacidad de carga recomendada para lavar la máxima cantidad de ropa posible de una vez, sin perjudicar el proceso de lavado.

A menor temperatura, menor gasto de energía realizamos, ya que la mayor parte del consumo energético que las lavadoras realizan ocurre en la fase de calentamiento del agua. Realizar un prelavado en el caso de prendas muy sucias evitará la necesidad de utilizar altas temperaturas. No se debe utilizar demasiado detergente: abusar de él no significa que se obtenga una ropa más limpia.

sostenibilidad

También puedes ahorrar en el planchado: la plancha consume más energía en alcanzar la temperatura necesaria, por lo que si planchas en grandes tandas, ahorrarás tener que encenderla varias veces. Cuando hayas terminado, puedes aprovechar el calor residual para las prendas de reducido tamaño. Siguiendo estas sencillas pautas, conseguirás ahorrar electricidad y agua y evitarás que las prendas se deterioren en exceso.

Reducir es la clave para ahorrar dinero y no malgastar. Para conseguirlo, ser organizado es un requisito indispensable. Mantén un orden de tus prendas de ropa para evitar tener que comprar más cuando no encuentras lo que te gusta, haz lo mismo con la comida con el objetivo de no desperdiciar comida en mal estado o caducada. Ten en cuenta que, para comprar alimentos frescos, una planificación previa de los menús semanales puede ser de gran ayuda. Conseguirlo te ayudará a comprar con moderación y aprovechar al máximo todos los productos. Un pequeño consejo para reducir es observar detenidamente qué residuos generamos: sobras de comida, alimentos en mal estado, demasiados envases de plástico, etc. Con ello te darás cuenta de en qué estás generando más basura.

¿Estás listo para hacer tu vivienda más sostenible?

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Desarrollado por WordPress. Diseñado por Woo Themes