Vuelta al trabajo, monta tu oficina en casa

Tanto si trabajas como freelance o has decidido instalar en casa tu oficina o taller para reducir costes, deberás acondicionar tu espacio de trabajo y separar tu vida personal de la profesional. ¡Toma nota de estos consejos!

 1-Una habitación específica: tener tu propio espacio te ayudará a ser más productivo. Separa tu vida profesional de la personal y céntrate en tus tareas. Si necesitas una sala de espera, sitúala a la entrada.

 2-Selecciona el mobiliario: ¿trabajas solo o en compañía? Adapta el espacio para el trabajo colaborativo, fomenta la comunicación sin perder la autonomía.

Opta por mesas resistentes y con tamaño adecuado para el uso que le vas a dar, no siempre las mesas de oficina son las que te convienen. Que no te importe que se desgaste, para eso está. No te recomendamos las de cristal, pueden ser molestas cuando la luz incide sobre ellas.

Presta atención a tu silla. Giratoria si vas a estar acompañado, sino, busca que sean ergonómicas.Puedes permitirte una silla más sencilla y económica pero, eso sí, tienes que hacer pausas breves para levantarte o perjudicarás tu salud.

El almacenaje es importante, no pierdas tiempo buscando cosas. ¡Tenlo todo organizado!

Oficina-en-casa

 

3-¡Decórala!: el color azul nos transmite calma y reduce los niveles de estrés, el verde fomenta la creatividad, el amarillo fomenta el aprendizaje y estimula el cerebro… Tienes un sinfín de posibilidades para crear el espacio de trabajo perfecto para mantenerte inspirado y activo.

No te pases decorando, los objetos que añadas deben ser funcionales porque de lo contrario te limitarán a la hora de moverte libremente. En caso de que tengas que estimular tu creatividad, se permite tener todo tipo de objetos a la vista, ¡nunca se sabe dónde vas a encontrar inspiración!

4-Dale un toque extra de vida: las plantas son muy beneficiosas en el espacio de trabajo. Además de reducir el estrés, mejoran tu productividad. Limpian el aire y hacen del espacio un lugar saludable.  Si trabajas con la creatividad, ¡también te ayudan!

Tienes que tener suficiente luz para un ambiente agradable en el que sea cómodo trabajar. ¡No desaproveches la luz del sol! Usa cortinas que no opaquen demasiado y permitan regularla. Para la luz artificial, elige la luz blanca, siempre es la más natural. Será mejor que utilices varias fuentes de luz: una general y homogénea y otra que te permita dirigir el foco hacia lo que estás haciendo.

No olvides las cosas que te inspiran, ya sean imágenes, frases u objetos, puedes tenerlos cerca sin sobrecargar.

 5-Por último pero no menos importante, no te conviertas en un adicto al trabajo: delimita qué es espacio de trabajo y qué no. Si no tienes sitio para una habitación, aísla tu oficina con cortinas, paneles o cualquier otra estructura. ¡Desconecta cuando estés en el resto de la casa!

 

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Desarrollado por WordPress. Diseñado por Woo Themes