¿Niños en casa? Te damos consejos para habitaciones infantiles

Con el paso de los años, los niños de la casa necesitan reformar sus habitaciones para adaptarlas a su forma de ser, a lo que disfrutan haciendo y a sus obligaciones en la escuela.  Conseguirlo es sencillo teniendo en cuenta estos consejos.

¿Qué muebles son necesarios? Lo fundamental es elegir camas y armarios libres de colas y disolventes. Especialmente en el caso de los armarios, se recomienda sujetarlos a la pared para mayor seguridad. Tener espacio libre es importante, así que lo mejor es situar junto a la pared todo el mobiliario y dejar el centro para jugar libremente. Puedes diferenciar las distintas zonas: para estudiar y hacer deberes, para jugar, para dormir, una zona de lectura…

Invierte en almacenaje. Disponer de cajoneras, cestas o cajas con ruedas es imprescindible para mantener un relativo orden. Si son de un tamaño acorde al de los niños, mucho mejor, ya que podrán alcanzar la ropa y los juguetes por sí mismos. Para que te duren mucho tiempo y amortices la inversión, hazte con mobiliario de baldas ajustables. Si tienes poco espacio, coloca mejor las cajoneras debajo de la cama. Puede que, cuando son más pequeños, sólo necesiten una pequeña mesa para pintar. Pero con el paso del tiempo, tendrás que hacer una buena inversión en un escritorio.

Para las paredes, ¡déjalos elegir! Los colores no sólo son el rosa y el azul. El colorido tiene el poder de invocar diferentes sensaciones, como una mejor conciliación del sueño, o despertar la creatividad y la energía. Ten esto en cuenta según su edad. Las pinturas de origen natural son las más saludables.

Habitaciones infantiles

Las posibilidades son infinitas, desde pintar en distintos colores, añadir frisos o papel pintado, u otras técnicas como mezclar el color con purpurina. Los vinilos están muy de moda y se encuentran fácilmente en tiendas.

Los niños pasarán horas jugando en el suelo, por lo que es recomendable poner alfombras que los aíslen del suelo. Presta atención a los materiales, deben estar compuestas por fibras naturales, ser resistentes y fáciles de lavar. Debes tener esto en cuenta para todos los textiles de la habitación, ya que es vital para evitar tanto alergias respiratorias como dermatitis.

Si no te convencen los objetos de decoración que encuentras, siempre puedes decorarlos tú mismo. Implicar a los niños en la decoración es beneficioso para desarrollar su creatividad y su personalidad.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Desarrollado por WordPress. Diseñado por Woo Themes