¿Eres consciente de lo que contamina tu casa?

Seguro que te preocupa el medioambiente, y por ello tratas de reducir tu consumo, reutilizar y reciclar en la medida de lo posible. Sin embargo, para muchos de nosotros lo que contamina nuestra casa no es relevante, ya que parece tratarse de un impacto muy reducido.

Los datos nos indican lo contrario: según un estudio, cerca del 20% del consumo de energía anual en España lo efectúan los edificios, incluyendo tanto viviendas como locales comerciales. ¿Cómo es que las viviendas suponen el 8% de las emisiones contaminantes? A lo largo del tiempo, no hemos sido conscientes de ello ya que la contaminación parece ser algo invisible pero, ¿qué efectos tienen nuestras viviendas en cada uno de nosotros? Según dicen los expertos, habitar en una vivienda poco responsable con el medio ambiente también puede tener efectos en nuestra salud. Sin ir más lejos, la temperatura del interior influye en problemas respiratorios y cardiovasculares.

La rehabilitación de una vivienda de estas características supondría una mejora en la sensación de confort en el interior, pero también una significativa reducción en el gasto energético. Como ya os contamos en nuestra entrada sobre el certificado energético, la normativa europea es clara: a partir del 2020, todos los edificios de nueva planta deberán estar certificados como de consumo casi nulo. Pero, ¿qué ocurre con los edificios existentes?

En nuestro país, poseemos un gran parque de viviendas que aún no disponen de una calificación energética responsable con el medio ambiente. Como norma general, estos bloques de viviendas y edificios consumen un amplio exceso energético que, además, no proviene de fuentes de energía renovables. Este certificado acredita que el edificio tiene una determinada calificación de eficiencia energética que va de la A para los edificios más eficientes a la G, para aquellos incompletos o que todavía no reúnen los requisitos para ser considerado eficiente. Por desgracia, en España aún existe un gran número de bloques de viviendas calificados como G. Seguimos dependiendo en gran medida de los combustibles fósiles, por lo que no es de extrañar el alto porcentaje de emisiones contaminantes que generan nuestras casas.

vivienda

¿Qué podemos hacer al respecto? Con el objetivo de cumplir dicha normativa, son muchas las comunidades de vecinos que optan por rehabilitar sus fachadas. Poseer una fachada eficiente dota al edificio de un mejor aprovechamiento de la luz natural y aísla el interior para mantener una temperatura agradable.

Cada vivienda puede efectuar una reforma para mejorar el aislamiento de las inclemencias climatológicas del exterior y, por lo tanto, reducir su consumo en calefacción, así como para mejorar la luminosidad que se aprovecha del exterior. No olvidemos que, junto a estas medidas de aprovechamiento de la luz y de la reducción del consumo podemos optar por energías renovables, exponencialmente más limpias, responsables y duraderas que los combustibles fósiles. Este cambio en nuestras viviendas no es un gasto, sino una inversión a largo plazo que se verá reflejada en las facturas de la energía.

Goncesco efectúa reformas en viviendas para hacerlas más confortables a la vez que responsables con el medio ambiente. Hace unas semanas iniciamos un nuevo proyecto de fachada eficiente en Oviedo para dotar al edificio de su comunidad de vecinos de una mayor eficiencia energética.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Desarrollado por WordPress. Diseñado por Woo Themes