El Feng Shui vuelve a estar de moda en la decoración. Aleja la energía negativa de tu casa.

El Feng Shui se basa en la correcta disposición de las estancias, el tipo de decoración, el uso del color y la forma y el modo en que colocamos el mobiliario. Esta filosofía milenaria china contribuye a armonizar los espacios creando así un hogar más armónico.

A continuación, te damos una serie de consejos para que decores tu casa según el Feng Shui.

 

1. Atento a los cambios de estación: Durante el paso del invierno a la primavera se experimenta un cambio de ciclo. Es positivo aprovechar este momento de cambio para realizar una renovación energética del hogar. Estas limpiezas energéticas con Feng Shui tratan de eliminar la densidad o carga que puedan haber adquirido los espacios de nuestro hogar, son siempre recomendables tanto en periodos de cambio como para cerrar ciclos y para impulsar nuevos proyectos.

 

2. La utilización de velas en tu casa contribuye a crear el Feng Shui de tu hogar. Las velas simbolizan el milagro del fuego. Puedes usar varias fragancias naturales como: vainilla, naranja, fresa, naranja o canela.

velas

 

3. Que suene la música. Sobre todo en la sala de estar. ¿Por qué? La música invita a la relajación y fomenta la comunicación entre los habitantes de la casa.

 

4. No acumules trastos en las habitaciones, no llenes estancias como si de un almacén se tratase. Nuestra recomendación para estos lugares es dotarlos de otro uso, de esta manera conseguiremos que no sean lugares “atascados de energía”. Si no utilizas esa habitación quizás puedas convertirla en un espacio para ti donde relajarte, leer o practicar ejercicios físicos o algún hobby.

Además de revitalizar la energía, estarás ganando espacio útil en tu hogar.

 

5. La entrada a nuestra casa vivienda es una de las partes más importantes, ya que es la primera imagen que tendrán de nuestra casa y por tanto hay que tratar que sea cogedor, si es posible que deje entrever un poco del resto de la casa. También tendremos en cuenta la iluminación empleando luces cálidas.

No es conveniente poner espejos frente a la entrada, ya que estos reflejarán el Qi, la energía vital, haciéndola salir de nuestra casa.

 

6. La sala de estar se trata de un lugar de convivencia, por esa razón tenemos que esforzarnos en que sea acogedor. Recomendamos pintarlo en colores cálidos. En el lado de la televisión, o si tenemos un rincón de lectura es conveniente utilizar algún elemento verde (Una planta una flor), Es un color que ayuda a descongestionar los ojos cuando estamos cansados. Orientemos las sillas y sofás mirando hacia la puerta para que se vea quien entra. En los sofás es preferible que sean en forma de L en comparación con unos enfrentados donde el Qi se escaparía. También recomendamos poner diferentes puntos de luz antes que colocar una sola lámpara en el techo.

La sala de estar es importante que se decore según las bases del Feng Shui ya que pasamos muchas horas allí.

 

7. Nuestra cocina ha de transmitir alegría y serenidad, puesto que es el lugar donde se cocinan los alimentos. Nunca interpondremos la mesa de comer ante un flujo de paso. La colocaremos a un lado e intentaremos que los comensales nunca se sienten de espaldas a una ventana o puerta. En cuanto a la iluminación ha de ser más tenue para la mañana, combinándola con una intermedia y una más intensa, para cuando estamos cocinando. Los muebles deberían estar hechos con materiales naturales, como la madera, y con colores cálidos.

Cocina

 

8. Situemos nuestra habitación en el lugar más recóndito de la casa. Es nuestro espacio de descanso y no queremos que nadie nos moleste. Apoyemos el cabecero de nuestra cama en una pared sin ventanas y nunca coincidiendo en altura con el mismo eje que las puertas y las ventanas. A su vez los pies no deben mirar hacia la puerta. Usemos colores relajantes, pero si necesitamos un poco de energía un color apropiado puede ser el burdeos, combinado con un ocre que nos aportará luminosidad

Habitación decorada según las directrices del Feng Shui

 

9. No todo vale. Cuando se trata de recoger, el lugar idóneo para guardar cada objeto será cerca de la habitación o estancia a la que pertenece (Ya que tendrán energías similares) Podemos guardar nuestras mantas y edredones en la propia habitación, pero no es apropiado colocarlas en el hall, baño o trastero.

 

10. Cuidado con lo que guardas debajo de la cama. Todos los objetos que metas debajo de la cama han de estar limpios y ordenados y guardar una relación con el dormitorio: nórdicos, sábanas, colchas…. No es recomendable guardar Libros, maletas, zapatillas, ni aparatos eléctricos, ya que podrían distorsionar el campo magnético. Esta clase de objetos no guardan relación con el tipo de energía que debería de haber en un dormitorio (yin).

Y ahora que sabes todo esto ¿Cómo está el Feng Shui de tu casa?

 

,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Desarrollado por WordPress. Diseñado por Woo Themes