Cómo solicitar ayudas para la rehabilitación de tu vivienda

Para obtener alguna de las ayudas a la rehabilitación de vivienda, es necesario presentar la solicitud para su gestión por parte de la comunidad autónoma en la que se encuentra el edificio en cuestión.

El primer paso a realizar es conocer con seguridad si la vivienda puede ser receptora de estas ayudas. Actualmente, el requisito fundamental es que el inmueble fuera edificado con anterioridad al año 1981.

Respecto a los plazos de solicitud, debéis saber que es posible iniciar los trámites en cualquier momento del año, ya que no existe un plazo determinado ni fechas límites. Esto es especialmente beneficioso para aquellos edificios cuyo estado se encuentra particularmente deteriorado y necesitan reparaciones urgentes de gran envergadura.

Recomendamos para estos procesos de solicitudes, tanto de ayudas como de subvenciones, recurrir a un profesional como una gestoría. Sus profesionales conocen a la perfección el procedimiento a seguir y abarcan inmuebles de distinta naturaleza, ya sean viviendas particulares, edificios históricos, oficinas u otros. Conseguiremos gracias a estos profesionales ahorrar tiempo, trámites innecesarios y evitaremos cometer errores.

building

Si decides hacerlo por ti mismo, debes saber que el lugar al que tienes que acudir es el ayuntamiento. El proceso dura en torno a dos semanas y, sin embargo, puede verse alargado debido a posibles errores en la presentación de la solicitud. Los más frecuentes son la entrega de documentos erróneos o la falta de los mismos. Para evitar que sea rechazada por información insuficiente, es preciso rellenar todos los apartados referidos a tecnicismos y características del proyecto de rehabilitación del edificio, algo que preferiblemente debe hacer el profesional que ejecutará las obras. No es frecuente que un particular tenga los conocimientos necesarios para conocer todos esos datos, por lo que la ayuda profesional es vital en estos casos. De lo contrario, podemos llegar a no obtener tal ayuda.

La ayuda máxima que una vivienda puede percibir es de 2000€ para los casos en los que la vivienda precise de conservación, 1000€ más si requiere además de mejoras de eficiencia, y la misma cuantía añadida si se efectúan reformas de accesibilidad. Si la comunidad de vecinos en su conjunto solicita las ayudas, podrán obtener hasta 11.000€ si pretende llevar a cabo cambios para la sostenibilidad del edificio y la accesibilidad de sus inquilinos.

Por último, recordamos consultar la normativa, la Ley 38/2003 General de Subvenciones y la 29/1994 de Arrendamientos Urbanos. Acude siempre a profesionales, en este caso, una gestoría para el proceso de solicitud y un técnico especializado en rehabilitación que pueda aportar la información requerida por el ayuntamiento para la concesión de la ayuda.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario

Desarrollado por WordPress. Diseñado por Woo Themes